Mastín Español

¿Qué carácter tiene?

Cariñoso, Inteligente, Amable

  • Altura: 70+ cm
  • Peso: 65-90 kg
  • Esperanza de vida: 10-12 años

El Mastín Español es un perro muy inteligente, no exento de belleza, cuya expresión manifiesta estas dos cualidades. Rústico, afectuoso, amable y noble, es muy decidido cuando se enfrenta a animales peligrosos y ante extraños, especialmente cuando tiene la oportunidad de defender y proteger las granjas o el ganado. En su comportamiento se ve que es un perro seguro de sí mismo, que determina su fuerza porque es consciente de su enorme poder.

Sobre el Mastín Español

El Mastín Español es un perro de gran tamaño, bien equilibrado, muy potente y musculoso. Tiene una cabeza maciza y un cuerpo cubierto de un pelaje de longitud media. Su ladrido es estridente, grave y profundo, muy sonoro y audible desde una distancia considerable. El Mastín Español viene en una gama de colores de pelaje, incluyendo el negro, leonado, rojo, gris y amarillo, y se puede ver con marcas atigradas o blancas

Utilizado para la guarda y la defensa, la raza está estrechamente relacionada con el traslado estacional del ganado, especialmente el ganado merino, al que acompañaba en la época de la «Mesta». En la Edad Media, ésta era una asociación de ganaderos de ovejas que viajaban estacionalmente a lugares lejanos para encontrar pastos. El mastín español se encargaba de defenderlos de los lobos y otros depredadores durante sus viajes. Ya sea sedentario o errante, actúa de la misma manera para las granjas, personas y propiedades en general

Datos de contacto del club

Nombre: Anne Goetz

Correo electrónico: [email protected]

Teléfono: (828) 803-5087

(828) 803-5087

Características de la raza

Cuidados


NUTRICIÓNCUIDADOSEJERCICIOADIESTRAMIENTOSALUD
El Mastín Español debería tener una alimentación para perros de alta calidad, ya sea fabricado comercialmente o preparado en casa bajo la supervisión de tu veterinario Cualquier dieta debe ser adecuada a la edad del perro (cachorro, adulto o senior). Algunos perros son propensos al sobrepeso, por lo que hay que vigilar el consumo de calorías y el nivel de peso del perro. Los premios pueden ser una ayuda importante para el adiestramiento, pero dar demasiados puede provocar obesidad. Infórmese sobre qué alimentos humanos son seguros para los perros y cuáles no. Consulte a su veterinario si tiene alguna duda sobre el peso o la dieta de su perro. Debe haber agua limpia y fresca disponible en todo momento.
Más allá del aseo regular semanal, el baño ocasional mantendrá a su Mastín Español limpio y con el mejor aspecto. El aseo puede ser una maravillosa experiencia de unión para usted y su perro. Las uñas, fuertes y de rápido crecimiento, deben recortarse regularmente con un cortaúñas o un esmeril para evitar que crezcan en exceso, se partan y se agrieten. Las orejas deben revisarse con regularidad para evitar la acumulación de cera y residuos, que pueden provocar infecciones. Los dientes deben cepillarse con regularidad.
Aunque es una raza relativamente tranquila, el Mastín Español debe hacer algo de ejercicio diario para promover su salud física y mental. Las opciones para el ejercicio podrían incluir el tiempo de juego en el patio trasero, preferiblemente vallado, o ser llevado a pasear varias veces al día. El ejercicio también puede consistir en actividades de interior, como perseguir una pelota rodando por el suelo o aprender nuevos trucos. Algunas actividades al aire libre, como la natación, el senderismo o la recuperación de pelotas, pueden ser una buena forma de gastar energía. El entrenamiento para deportes caninos como la agilidad, la obediencia y el rally también puede ser una buena manera de que su perro haga ejercicio.
Algunos perros pueden tener problemas de salud en su vida, pero la mayoría de los mastines españoles son perros sanos. Trabajando con un criador responsable, los futuros propietarios pueden obtener la educación que necesitan para conocer los problemas de salud específicos de la raza.

Historia

El Mastín Español es una raza muy antigua. Apareció en la Península Ibérica antes de la invasión romana, traída por griegos y fenicios hace más de 2.000 años. Las primeras menciones de un mastín de la región aparecen en escritos de Virgilio fechados alrededor del año 30 d.C. Virgilio, en su poema Las Geórgicas, menciona que el carácter nutritivo del mastín ibérico lo convertiría en el mejor guardián y defensor del rebaño. Otra mención de la raza data del siglo I. El agrónomo y destacado escritor romano Columella es autor de un libro de 12 volúmenes, Res Rustica, en el que escribió lo siguiente sobre los mastines «…siendo adecuados para el ganado los mastines son de color blanco sobre todo para distinguirlos mejor de los lobos con los que tienen que luchar en la oscuridad del amanecer»

El papel de los mastines creció en el siglo X, cuando la cría de animales mejor organizada y guiada de Europa se convirtió en la cría de ovejas en España y la economía del estado se basó en la producción y la elaboración de la lana. El desarrollo alcanzó su punto álgido en el siglo XII, cuando se inició la cría de un nuevo género de ovejas, las merinas. Estos animales solían pasar el invierno en el sur de España y se trasladaban a principios del verano a las laderas de las montañas del norte. Los rebaños errantes iban acompañados de unos 40.000 pastores y por cada 100 ovejas había al menos un mastín para la defensa del pastor y del rebaño.

Estas enormes migraciones marcaron la cultura española. Los mastines españoles pueden verse en obras literarias, así como admirarse en los cuadros del afamado Velázquez. Por aquel entonces, estos perros se caracterizaban por sus conocidos rasgos de independencia, resistencia a la intemperie y actitud defensiva.

Curiosidades del Affenpinscher

Al Mastín Español se le ha asignado la designación de Grupo de Trabajo.

El Mastín Español está inscrito en el Servicio de la Fundación Stock desde agosto de 2008

El Mastín Español es el Mastín Español en su país de origen, España.

La palabra «mastín» desciende de la palabra latina «mansuetus», que significa manso, suave y domesticado.