Tosa Inu

¿Qué carácter tiene?

Intrépido, Paciente, Vigilante

  • Altura: 56+ cm
  • Peso: 45-90 kg
  • Esperanza de vida: 10-12 años

El temperamento de los Tosa Inu está marcado por la paciencia, la compostura, la audacia y el valor. Normalmente es un perro tranquilo, silencioso y obediente, se comporta de manera calmada pero vigilante. De carácter majestuoso y complexión robusta, antiguamente se criaban para la lucha, pero ahora se utilizan como perros guardianes.

Sobre la raza Tosa Inu

El Tosa Inu es muy cariñoso con su familia, pero puede ser algo distante con los extraños. Esta raza también es, por naturaleza, vigilante de otros perros y puede reaccionar agresivamente ante perros que considera intrusos. La agresividad contra las personas no es algo característico de la raza.

Su pelaje corto y denso puede ser leonado, rojo, albaricoque, negro o atigrado y también pueden tener marcas blancas en el pecho y los pies. Además, los Tosa Inu maduran lentamente y algunos perros pueden no alcanzar su plenitud hasta los cuatro años de edad. Esta raza es la más grande de todas las razas de perros japoneses. También se les conoce como Tosa Ken, Perro Tosa, Tosa Token, Tosa Inu, Perro de Pelea Japonés y Mastín Japonés.

Cuidados

NUTRICIÓNCUIDADOSEJERCICIOADIESTRAMIENTOSALUD
El Tosa debería estar bien con un alimento para perros de alta calidad, ya sea fabricado comercialmente o preparado en casa con la supervisión del veterinario. Cualquier dieta tiene que ser adecuada a la edad del perro (cachorro, adulto o senior). Algunos perros son propensos al sobrepeso, por lo que hay que vigilar el consumo de calorías y el peso del perro. Los premios pueden ser una ayuda importante para el adiestramiento, pero dar demasiados puede provocar obesidad. Consulta a tu veterinario si tienes alguna duda sobre el peso o la dieta de tu perro. Y no te olvides de tener siempre agua limpia y fresca disponible para el.
El pelaje corto y denso del Tosa Inu requiere poco aseo, y un cepillado ocasional será suficiente. Más allá de eso, un baño los mantendrá siempre con un mejor aspecto, así que de vez en cuando no les viene mal. Sus uñas, fuertes y de rápido crecimiento, hay que cortarlas cada poco tiempo con un cortaúñas para evitar que crezcan en exceso, se partan o se agrieten. Los oídos deben revisarse con regularidad para evitar la acumulación de cera y residuos, que pueden provocar infecciones. Los dientes es mejor cepillarlos con frecuencia para evitar infecciones en la boca con el paso de tiempo.
Estos perros, por naturaleza, son una raza más bien tranquila, aunque incluso las razas poco energéticas necesitan algo de ejercicio para mantener un peso saludable y obtener estimulación mental. Las opciones para el ejercicio pueden ser correr o salir a darse un buen paseo con el. El ejercicio también puede consistir en actividades de interior, como perseguir una pelota rodando por el suelo o aprender nuevos trucos. Algunas actividades al aire libre, como el senderismo o la recuperación de pelotas, también pueden ser una buena forma de gastar energía. El entrenamiento para deportes caninos como la agilidad, la obediencia y el rally también puede ser una buena manera de que tu perro haga ejercicio y queme las calorías necesarias.
El Tosa responde mejor a los métodos de adiestramiento de refuerzo positivo debido a su deseo inherente de complacer a su dueño.
Algunos perros pueden tener problemas de salud a lo largo de su vida, pero la mayoría de los Tosa Inu son perros sanos. Trabajando con un criador responsable, los futuros propietarios pueden obtener la educación que necesitan para conocer los problemas de salud específicos de la raza.

Historia

Japón tiene una larga historia de peleas de perros, que comienza en el siglo XIV. En la isla de Shikoku, el Shikoku Inu no tenía rival en las peleas de perros japonesas antes de la llegada de los occidentales. Poco después de la llegada del comodoro Perry a Japón, en 1854, los aficionados a los perros japoneses y los boxeadores comenzaron a adquirir perros extranjeros para cruzarlos con su ganado nativo. La raza Tosa se produjo como un híbrido de las razas Shikoku-ken y occidentales después de que los comerciantes europeos y occidentales trajeran sus perros de pelea de tipo mastín.

Originario de la provincia de Tosa (actual prefectura de Kochi), en Shikoku, el Tosa Inu recibió el nombre de la región en la que se criaba y a veces se le llama mastín japonés, ya que es conocido por su extrema valentía y su tenaz capacidad atlética en los escenarios de lucha de Japón. Los perros occidentales que se utilizaron para crear la raza fueron los Bulldogs (1872), los Mastines (1874), los Pointers alemanes (1876) y los Gran Daneses (1924), todos los cuales se utilizaron para mejorar la raza mediante apareamientos secuenciales. Según algunos relatos, también participaron San Bernardos y Bull Terriers, pero no se sabe en qué años se utilizaron. Las características establecidas del Tosa, como la resistencia y el instinto de lucha típicos de los mastines, pueden atribuirse a la participación de estas razas.

En Japón, los Tosas son el equivalente canino de los luchadores de Sumo y son tratados con gran honor y ceremonia. En Estados Unidos, el Tosa Ken sirve como perro de compañía y guardián del hogar.

El Tosa Inu en España

Esta raza está considerada como raza peligrosa en España, así que es mejor tener esto muy en cuenta si quieres hacerte con uno de estos perros. Nuestra recomendación es que contactes con la Real Sociedad Canina Española para que te puedan asesorar con detalle sobre la legislación en España con la raza Tosa Inu.

Otra cosa a tener en cuenta, es que si quieres que tu perro sea de pedigree en España lo previsiblemente lo vas a tener complicado. En este país hay muy pocos perros de esta raza, así que no resulta sencillo encontrar criadores para ellos. En cualquier caso, asesórate en tu zona para ver que opciones tienes.

Curiosidades del la raza Tosa Inu

Son perros que entran dentro del grupo destinado a perros de trabajo.

Durante la Segunda Guerra Mundial, este perro extremadamente raro estuvo muy cerca de la extinción.

El Tosa ha sido aprobado para competir en los eventos de compañía desde el 1 de enero de 2010.